comercio electronico
Estado nutricional. Exploración || Evaluación nutricional: antropometría
La evaluación antropométrica es el conjunto de mediciones corporales con el que se determinan los diferentes niveles y grados de nutrición de un individuo mediante parámetros antropométricos e índices derivados de la relación entre los mismos.

 

Peso. Esta medición se realiza colocando al niño sobre una báscula, que conviene que precise fracciones de 10 gramos, especialmente si se trata de niños pequeños.

 

Altura. El niño se coloca de pie, erguido y con la espalda apoyada sobre la pieza vertical del aparato medidor. La cabeza, colocada de forma tal que el plano de Frankfurt sea paralelo al suelo. Se hace descender la pieza horizontal del aparato hasta que presione ligeramente sobre el cuero cabelludo. La precisión debe ser, al menos, de fracciones de 10 milímetros.

 

Longitud. En niños menores de dos años se utiliza una técnica semejante, pero en este caso el aparato debe tener una pieza horizontal sobre la que se coloca la espalda del niño. Otra vertical, apoyada sobre las plantas de los pies, es la que determina la medida de la longitud.

 

Perímetro cefálico. Para su realización se pasa una cinta inextensible por la parte inferior del frontal. sobre los arcos ciliares y por detrás, por la parte más saliente del occipital, de manera que se determine la circunferencia máxima.

 

Perímetro torácico. Se realiza pasando la cinta métrica, en los niños, por las aréolas mamarias y por debajo de las axilas, en las niñas, evitando las prominencias que determinan las mamas.

 

Perímetros de la cintura, del abdomen y de las caderas. Con el niño de pie se mide el perímetro horizontal de la cintura, del abdomen (por la parte más sobresaliente) y de la cadera (la mayor medición conseguida, pasando la cinta por las nalgas).

 

Perímetro del muslo. La cinta de medición se pasa junto al pliegue inguinal y de forma perpendicular al eje del muslo.

 

Perímetro de la pantorrilla. Se toma la mayor circunferencia posible a nivel de la pantorrilla en un plano perpendicular al eje de la pierna.

 

Perímetro del brazo. Se toma en la línea perpendicular al eje del brazo izquierdo, en el punto equidistante de ambos extremos del húmero: acromion y olécranon.

 

Pliegues cutáneos. Para su medición se utiliza un calibrador que mantenga una presión constante sobre las dos ramas del aparato que se apoyan a ambos lados de un “pellizco” de la piel, realizado por la mano contraria a la que mantiene el aparato medidor.
- El pliegue cutáneo del tríceps se realiza en el punto equidistante entre el acromion y el olécranon.
- El pliegue cutáneo del bíceps se realiza en el punto medio de la línea que pasa por el centro de la fosa antecu­bital y por la cabeza del húmero.
- El pliegue cutáneo subescapular se toma en la verti­cal del ángulo inferior de la escápula, inmediatamente por debajo
- El pliegue cutáneo suprailíaco se mide 1 centímetro por encima y 2 por dentro de la espina suprailíaca antero­posterior.
 - El pliegue cutáneo submentoniano se realiza en la parte media y anterior de la piel y tejido graso del cuello.
La antropometría presenta una serie de ventajas. Los procedimientos son simples, seguros y no invasores; pueden practicarse a la cabecera de la cama del enfermo y pueden aplicarse a grandes masas de población. El equipo necesario es barato, portátil y duradero; de fácil manejo. La metodología es relativamente precisa y exacta si se acomoda a las normas estándar. La antropometría permite valorar fácilmente cambios del estado nutricional en el tiempo, entre individuos y entre poblaciones, y de una generación; con mediciones que pueden identificar situaciones de malnutrición ligera, moderada o grave.
   
Entre los índices derivados de las medidas antropométricas hay que destacar el denominado índice de masa cor­poral, que se obtiene de la relación Peso/Talla2 (kg/m2), frecuentemente utilizado para la clasificación de sujetos obesos y con sobrepeso. Existen otros índices que relacionan el peso (P) y la talla (T) (P/T, PT3), aunque estos se emplean menos. Mediante fórmulas ideadas a partir de los pliegues cutáneos se puede estimar el porcentaje de masa grasa corporal. Por otro lado, mediante el pliegue cutáneo del tríceps y el perímetro del brazo, se pueden calcular las áreas grasa, muscular y no-grasa del brazo.

 

 

Bibliografía

 

·        Bueno M, Sarría A. Exploración general de la nutrición. En: Galdó A, Cruz M, eds. Tratado de exploración clínica en pediatría. Barcelona: Masson, 1995: 587-600.
·        Jeliffe DB. The assessment of the nutritional status of the community. Geneva: WHO, 1966.
·        Bueno M, Moreno LA, Bueno G. Valoración clínica, antropométrica y de la composición corporal. En: Tojo R, ed. Tratado de nutrición pediátrica. Barcelona: Doyma; 2000. p. 477-490.
·        American Academy of Pediatrics. Pediatric nutrition hand­book. 3ª ed. Assessment of nutritional status. Illinois: Elk Grove Village, A. A. P, 1993.
·        Sarría A, Bueno M, Rodríguez G. Exploración del estado nutricional. En: Bueno M, Sarría A, Pérez-González JM, eds. Nutrición en Pediatría. 2ª Ed. Madrid: Ergón, 2003: 11-26.
·        Sarría A. Crecimiento de los segmentos corporales : valoración antropométrica. En: Bueno M, ed. Crecimiento y desarrollo humanos y sus trastornos. 2ª ed. Madrid: Ergón, 1996: 29-42.
·        Sarría A. Methods for assessing fat patterning in children. En: Hernández M, Argente J, eds. Human growth : Basic and clinical aspects. Amsterdam : Elsevier, 1992 : 233-243.
Sarría A, Fleta J, Martínez, Bueno-Lozano M, Rubio E, Bueno M. Indices antropométricos de composición corporal para el análisis del estado nutricional del niño. Premio Especial Nestlé, Asociación Española de Pediatría, 1988
Dominios · Comercio electrónico © 2005 alimentacionynutricion · Marketing Aviso legal · Validación XHTML 1.0   Validación CSS   Validación Accesibilidad